El Portal Humanístico en la red

 

Flores medicinales | Plantas que curan | Frutas curativas | Flores de Bach | Guia Verde | Almacén de la vida | Baños Curativos | Sano Humor | Postales Naturales | Portal de Ángeles | Informes Especiales | Psicologia y salud | Consultoría Psicológica


 

 

Google

 







 
AJO (Allium Sativum)

El ajo tiene una ganada reputación de agente natural curativo. Desde muy antiguo sus propiedades fueron conocidas y apreciadas. Junto con la cebolla es otro de los vegetales que colaboran eficazmente para paliar una gran gama de enfermedades.

Su excelente aroma lo hace apropiado para vigorizar las texturas de las comidas que se ven enriquecidas por su presencia en las mismas.

El ajo fue usado entre los pueblos antiguos con muchos fines, pero el principal que veremos es su función en el organimo como medio curativo de múltiples enfermedades.


Tenga cuenta siempre al ajo en su alimentación o como medio curativo en casos de enfermedades, pues su acción natural no tiene contraindicaciones como otros remedios sintéticos, salvo por prescripción médica ante alergia al mismo o por otras causas, absténgase, de lo contrario puede usarlo sin problemas.

Con el ajo se obtienen excelentes resultados en diversas patologías y disturbios, puede usarse tanto su jugo como los dientes enteros. La combinación de AJO, CEBOLLA Y LIMÓN, obran excelentes resultados en el tratamiento de muchas enfermedades, pues su acción se refuerza a la vez que potencia la acción de los otros.

El ajo, debido a su intensa acción bactericida detiene y combate el desarrollo de bacterias en el intestino logrando un mejor funcionamiento del mismo y restableciendo el apetito y la circulación sanguínea. Tambien ha sido efectivo en enfermedades como el cólera y el escorbuto.

Las enfermedades que combate son:

Diarreas, abscesos pulmonares, arterioesclerosis, parásitos intestinales, cálculos biliares, tos, catarros, afonía, pérdida de la voz, enfermedades oftálmicas, bronquitis, hemorroides, enfermedades de los riñones, obesidad, dolores de cabeza, herpes, granos, reumatismo, gota, taquicardias, ataques de pánico, inflamaciones de las mucosas, enfermedades hepáticas, impurezas de la sangre, malestares digestivos, histeria, nerviosismo, climaterio femenino y masculino, estreñimiento, melancolías, várices, tifus, asma, ascárides, escorbuto, cólera, presión arterial alta, fatigas musculares y generalizada.

El ajo expulsa del organismo las sustancias morbosas corrigiendo la buena función de la sangre y órganos. Es sabido tambien que es un excelente remedio contra los parásitos intestinales.

El ajo contiene fósforo, silicio, azufre, vitamina C y otros oligoelementos que lo hacen sumamente benéfico para el tratamiento de las enfermedades asociadas al envejecimiento. Muchas personas antiguamente consumían ajo en forma cruda o en ensaladas, o con pan y un poco de aceite de oliva, pues de esta manera se prevenían de trastornos futuros. En la actualidad puede adquirirse en las farmacias ajo en cápsulas, evitando de este modo el aliento característico de quien lo ha consumido. Tambien puede preparase usted las píldoras, comprando tan solo las cápsulas de gelatina vacías y las rellena con una pequeña cantidad de ajo en polvo. De esta forma al ingerirlas, se disolverán a un nivel más profundo del intestino, evitando luego "oler a ajos" Demás está decir que debe ingerirlas con un vaso de agua para ayudar a su absorción.

Para obtener Jugo de Ajos

Pelar los dientes de ajos de unos 3 bulbos o cabezas, obteniendo una cantidad aproximada de 20 o más dientes. Coloquelos en un procesador de alimentos y agréguele el jugo de 3 limones y moler todo. Obtendrá una masa líquida, pásela a un frasco de vidrio o vaso con tapa, no de plástico. Si lo quiere hacer más artesanalmente, machaque los dientes de ajo en un mortero y agréguele el jugo de los limones hasta obtener una masa blanda. Dejar toda la noche en el frasco bien tapado, y al día siguiente puede comenzar la cura.

Cura de ajos

Revolviendo bien la mezcla tómese una cucharadita del jugo cada hora hasta terminarlo. No deje la cuchara dentro del jugo cuando no lo use, pues el jugo del limón puede provocar una oxidación venenosa de los metales. Además en los días que continúe con la cura debe comer ensaladas de hojas frescas en las comidas, evitar los alimentos saturados en grasa, frituras, condimentos, etc. Trate de comer carnes blancas como pescado o pollo sin piel, frutas de estación y hierbas silvestres. Si lo desea, durante el día puede comer un pan tostado en aceite de olivas o de maíz untado con ajo picado fino. Asimismo es recomendable comer purés de papas naturales, no las que se venden en sobres.

Tintura de Ajos

1/2 litro de alcohol de 96°

25 dientes de ajos

Cortar los dientes de ajo transversalmente en cuatro, luego introducir los trocitos dentro de un frasco de vidrio con la cantidad de alcohol. Una vez completada la cantidad requerida dentro de la botella, tapar bien y dejar macerar durante 10 días. Filtrar y guardar en otro frasco de vidrio. Puede usar esta tintura, tomando 10 gotas de la misma en medio vaso de agua por las mañanas. Favorece la expulsion de parásitos intestinales y otros trastornos digestivos. Además es recomendable para aquellas personas que sufren de presión arterial alta, nivelando la tension arterial. No lo use en niños.



 

 

Ver más plantas y árboles curativos
 

¡ENVIA ESTA PAGINA A UN AMIGO!

Escribe la dirección de tu amigo/a y envíasela



 





 

 

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Buenos Aires - Argentina.  Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre Derechos de la Propiedad Intelectual 
Diseñada para una correcta visualización en 800 x 600 pixeles.
Anexo sobre el uso de esta web haga clic Aqui